Tiger Woods volvió a lo más alto del golf

El estadounidense Tiger Woods cerró este domingo una jornada histórica, al firmar una cuarta tarjeta con 69 golpes (tres bajo par), para un total de 274 (-14), que le han permitido ganar el Masters de Augusta y, con ello, vestir la que es su quinta “chaqueta verde”.

A sus 43 años, catorce después de dominar en Augusta por cuarta vez, Tiger ha vuelto a deleitar a todos, a jugar como hizo en los años que era el número 1 mundial.

Woods lo hizo en una jornada que inició a dos golpes del entonces líder, el italiano Francesco Molinari, en la que alternó seis ‘birdies’ y dos ‘boggies’, y deleitando al numeroso público presente el Augusta. No es de extrañar que tras embocar el último ‘putt’ alzase los brazos al cielo y lanzase un grito liberador.

Tras dominar el campo de Augusta en 1997, 2001, 2002 y 2005, se hizo con su quinta “chaqueta verde”. Es, además, su decimoquinto grande, pues tiene en su haber tres Abiertos de los Estados Unidos (2000, 2002, 2008), tres Abiertos Británico (2000, 2005, 2006) y cuatro Campeonatos de la PGA (1999, 2000, 2006, 2007).

El legendario golfista estadounidense volvió a lo más alto después de 11 años en los que pasó por distintos momentos que lo privaron de demostrar su mejor cara. Algunas lesiones y otros problemas extra deportivos fueron los motivos principales.

Ingresar orCrear una cuenta