Lo famosos burpees…

Los burpees los desarrolló un médico americano en 1930 como una prueba de rendimiento para el servicio militar. Desde entonces son utilizados en el entrenamiento militar también para cuerpos policiales y hasta bomberos. Últimamente, llevados al crossfit y entrenamiento funcional como parte de las sesiones.

¿Por qué los odiamos? 

Para empezar, la mayoría de personas no les agrada los burpees porque comúnmente los asociamos con el castigo, por ejemplo: llegaste tarde a tu sesión de entrenamiento o a tu clase; ¡burpees!, hiciste algo mal; ¡burpees!

La técnica para ejecutar este ejercicio es la consecución de varios movimientos encadenados que serían: bajar realizando una sentadilla hasta ponerse en posición de plancha horizontal con el pecho y la cadera tocando el suelo, hacer una flexión, volver a levantarse y dar un salto con palmada por encima de la cabeza. Nada del otro mundo, muy sencillo y práctico que se puede hacer en cualquier lugar.

Revista Digital

Pero lo cierto es que este ejercicio es tan funcional y completo que por el contrario, deberíamos preguntarnos:

¿Por qué amarlos? 

  1. Es excelente para perder peso, es un ejercicio full-body, es decir que involucra todo el cuerpo y además dispara el ritmo cardiaco lo que hace que haya un mayor gasto calórico, además que estimula el metabolismo lo cual hace que aún después de haber concluido sigues quemando grasa.
  2. Mejora  la capacidad anaerobica, ya que por su alta intensidad y su corta duración con la que deberían hacerse, mejoran la capacidad para realizar actividad física con poco aire.
  3. Son prácticos, pueden realizarse en cualquier lugar y sin utilizar nada más que su peso corporal.
  4. Se pueden combinar con otros ejercicios y hasta utilizando diferentes materiales.
  5. Podemos decir que es un ejercicio completo ya que trabajamos en los músculos de las piernas, brazos, pecho, hombros, espalda, piernas y abdomen .
  6. Ayuda a trabajar la cualidad del equilibrio y la coordinación.
  7. Como toda actividad física mejora el flujo sanguíneo y la capacidad respiratoria además de liberar el estrés y prevenir enfermedades.

Es muy importante que le pongamos mucha atención a la técnica a la hora de ejecutarlos para así evitar movimientos contraproducentes y no lesionarnos. Recuerden que la alimentación y el ejercicio siempre son la mejor combinación para obtener buenos resultados.

Y recuerden: ¡MUÉVANSE, HAGAN LO QUE QUIERAN, PERO, MUÉVANSE!

Michael Leiton Masis

Educador Físico – Técnico entrenamiento deportivo – Coach funcional

mkll94cr@gmail.com

Ingresar orCrear una cuenta