Sergio Ramos está en la mira por caso de antidopaje

El mundo del fútbol está con la mirada puesta en el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, luego de que Football Leaks hiciera público dos casos de dopaje del jugador español.

Según la información publicada por Mediapart y Der Spiegel, la noche en la que el Madrid celebraba haber quedado campeón de la Champions League en Cardiff ante la Juventus, Ramos dio positivo.

La UEFA archivó el caso tras las explicaciones del jugador y el cuerpo médico del Real Madrid a la entidad. Sin embargo, esto es solo uno de los casos, ya que el español aparentemente había violado el protocolo antidopaje tras un partido de Liga en Málaga en 2018.

Marca.com explicó en un artículo lo sucedido: 

“Según la información de Football Leaks que publican Mediapart y Der Spiege, el domingo 4 de junio de 2017, un día después de que el Madrid conquistara la Duodécima, una muestra llegó al laboratorio de control antidopaje en Seibersdorf, ciudad austriaca situada al sur de Viena. Tenía el código 3324822 y provenía de Gales. El tubo sellado contenía 110 mililitros de orina de un jugador del Real Madrid recogidos la noche antes de la final de la Liga de Campeones. Un mes después, el 5 de julio, el jefe adjunto del laboratorio encargado del análisis mandó los resultados a UEFA: la muestra contenía trazas de dexametasona, un preparado de cortisona que tiene un efecto anti-inflamatorio, sustancia que está incluida en la lista de sustancias prohibidas de la WADA (Agencia Mundial Antidopaje).

El código de la muestra pertenecía a Sergio Ramos. Dos días después de la llegada del informe a Austria, un miembro de la unidad antidopaje de la UEFA contactó con Ramos para recibir explicaciones. El jugador respondió el 10 de julio dirigiéndose a la empleada de UEFA. Según Der Spiegel dio una explicación de cuatro líneas. Él escribió que el médico del Real Madrid le había tratado el día antes del partido contra la Juventus añadiendo un informe médico firmado por los servicios médicos del club. “Espero que esto aclare totalmente la situación”, finalizó Ramos.

Der Spiegel expone las reglas que la AMA ha establecido para el uso de la dexametasona. Su administración está permitida antes de los partidos, pero es obligatorio que el médico del equipo informe de dicha administración durante la prueba de dopaje. Si el médico no lo hace y si se encuentran trazas de dexametasona, se considera un caso sospechoso de dopaje. El siguiente paso obligatorio es el inicio de una investigación. Y ese fue el problema del capitán del Madrid, indica el periódico alemán. En el formulario adjunto a la muestra, no se mencionó la dexametadosona. Sí se señaló que el central había recibido una inyección intraarticular el día anterior a la final de un medicamento diferente: Celestone Chronodose. Había recibido 1.2 mililitros de la sustancia en su hombro y otra inyección de la misma dosis en su rodilla. Al igual que la dexametasona, Celestone Chronodose, más conocida como betametasona, es un glucocorticoide y también tiene un efecto antiinflamatorio. Y también está en la lista de sustancias prohibidas de la AMA.

Según el informe de UEFA, Ramos estuvo acompañado en el control antidopaje por el Dr. A y que fue el que firmó el formulario junto al jugador. Tras descubrirse la dexametasona, el Dr. A mandó un informe asumiendo el error a la hora de informar del tratamiento. Según el médico, se equivocó al comunicar las sustancias inyectadas en el hombro y la rodilla debido a la “euforia del momento tras ganar el título”. Fue un “error humano”, escribió el Dr. A., “y, por lo tanto, comprensible”. Escribió que nunca tuvo la intención de “infringir ninguna regulación antidopaje”.”

 

Ingresar orCrear una cuenta