Video|Adiós servicio militar, hola lágrimas de alegría

Heung-Min Son, atacante del Tottenham, de 26 años, se quitó un peso de encima después de la victoria de Corea del Sur sobre Japón por 2-1 que le dio la medalla de oro en los Juegos Asiáticos.

Esto debido a que el coreano estaba obligado a ganar para continuar su camino como futbolista, ya que si perdía debía hacer el servicio militar obligatorio por dos años. Sin embargo, para los atletas existe un privilegio.

Después de quedar afuera del Mundial de Rusia, la imagen donde aparece llorando dio la vuelta al mundo y ahí se conoció que se debía a que estaba a punto de terminar abruptamente su exitosa carrera como jugador de fútbol, todo por las leyes que rigen en su país.

Son debía llegar las semifinales en la última Copa del Mundo para quedar eximido de hacer el servicio militar, tal como les sucedió a los jóvenes que lograron la hazaña en el Mundial de Corea-Japón 2002. Por el esfuerzo realizado para representar a su país, el gobierno los liberó de dicha obligación.

Pero esto no sucedió y Corea terminó tercera del Grupo F por debajo de México y Suecia. Pero aún quedaba una oportunidad para no cortar su carrera profesional.

Según las leyes que rigen en la nación, los deportistas que ganen medallas en los Juegos Olímpicos o preseas de oro en los Juegos Asiáticos recibirán, de manera inmediata, la excepción del servicio militar, aunque deberán afrontar sin excepción cuatro semanas de entrenamiento básico.

El 18 de agosto comenzaron los Juegos Asiáticos, llegaron a la final y vencieron a Japón por 2-1 en tiempo extra. La tan esperada medalla de oro también trajo consigo una extensión de contrato con el Tottenham

Ingresar orCrear una cuenta