Andrés Sevilla, el joven que busca ser de los mejores del mundo

Con tan solo 16 años de edad, Andrés Sevilla, tiene claro su objetivo: ser uno de los mejores jugadores del mundo. Así lo aseguró con humildad en una entrevista a nuestro medio.

Sevilla juega actualmente en las ligas menores del Club Sport Cartaginés. A su corta edad, el futbolista cuenta con experiencia en clubes como Herediano y Uruguay de Coronado, así como procesos de selecciones menores.

Con su mente en el estudio y el fútbol, como una alianza para su bienestar, Sevilla piensa en su futuro y trabaja a diario para convertirse en figura. Es por eso que quiso contar su historia a través de nuestro medio.

«Mi historia empezó desde muy pequeño cuando mi papá me llevó a un equipo de fútbol y 
 me di cuenta que tenía grandes capacidades para este deporte, sobresalía a lo otros niños. Empecé en un equipo llamado Zapote de ahí salí al Uruguay de Coronado que descendió ese año Segunda División decidí marcharme, meses después Edson Soto de Fútbol Consultans me llamó y tomé la decisión de decir sí. Crecí mucho gracias a Edson que confío en mí», recordó el joven jugador.

Luego de su primera etapa y contacto a nivel futbolístico, Andrés aprovechó la oportunidad de jugar en el Club Sport Herediano, al mando de Jewissom Benneth.

«Con Herediano gané dos torneos, uno de verano otro de UNAFUT y campeones nacionales también gané la Copa Patrick en Panamá», acotó.

Tras su paso con el equipo florense, comenzaron a llegar las complicaciones. La exigencia de su familia con el estudio y el poco entendimiento de la institución en la que se educaba, lo llevaron a tomar la decisión de dedicarse al cien por ciento en los estudios. Pero en su mente, el fútbol seguía presente.

«Nunca me rendí, seguí luchando y con tal de no dejar mi sueño me marché a la Universidad de Costa Rica (UCR), donde estuve un año y siempre destaqué. Cuando la U se pensaba ir a segunda un partido amistoso contra el Cartaginés me cambió la vida»; contó Sevilla.

«El profe Danny Fonseca y Greivin Mora me vieron en ese amistoso y me llamaron, no lo dudé. Gracias a Dios hasta el día de hoy me mantengo en el Cartaginés donde espero debutar y dar el salto a Europa», añadió el juvenil.

Apegado a Dios, Sevilla finalizó su relato asegurando desear llegar «a ser uno de los mejores futbolistas del mundo».

 

Ingresar orCrear una cuenta