Bienvenido a tu casa, Bola. ¡Te extrañamos!

Para hablar de legionarios y referentes del fútbol nacional, inevitablemente debe saltar el nombre del #7 de la selección nacional. Hablar de Christian Bolaños es hablar de uno de los mejores jugadores y legionarios más constantes (al menos top 20) que ha tenido Costa Rica.

Este 9 de enero de 2018, Bolañitos Querido deja la MLS para volver a su casa con la misma responsabilidad que hace poquísimo tiempo: ser el líder de un equipo con muchos jóvenes, ayudarles en su proceso de entender el saprissismo y, sobre todo, el de ayudar a que Saprissa retome un lugar de privilegio dentro de la confederación.

Por allá de 2005, el tercer lugar en el Mundial de Clubes en Japón fue una de las paginas doradas del futbol nacional, guste o no. Y Bolaños fue uno de los más importantes engranajes de esa máquina morada que fue por primera (y tal vez única) vez a representar a Costa Rica y a la CONCACAF. Luego de tres partidos, “Bola” fue elegido como el tercer mejor jugador de dicho Mundial por detrás de dos leyendas del futbol mundial: Steven Gerrard y Rogerio Ceni.

Y es que los logros y el peso de su carrera son los suficientes para poder llegar a ser el líder de Saprissa. Sus dos ligas en Dinamarca con el FC Copenhague, su participación en Champions League y la reciente Copa Mundial Brasil 2014, así como en las eliminatorias para Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y el reciente Rusia 2018 rellenan el currículo de uno de los jugadores de más renombre, éxito y talento que ha tenido la cosecha futbolística criolla.

En 2015, y con un equipo plagado de jugadores jóvenes, talentosos, pero con pinta de ir por un mal rumbo, Christian Bolaños volvió al equipo que lo vio nacer como futbolista profesional y que le dio la exposición necesaria para que se convirtiera en legionario para buscar una la numero 33 en el Saprissa y su 4to título nacional (7mo de su carrera) antes de irse nuevamente en busca de una nueva aventura en el Whitecaps de la MLS.

En aquel entonces, no pudo jugar la final contra Alajuelense, pero ya su parte del trabajo estaba hecha desde su llegada: pasarle a esta nueva camada de jugadores su experiencia, amor por el Deportivo Saprissa y la responsabilidad que deja jugar con uno de los equipos grandes de Costa Rica, Centroamérica y CONCACAF.

El segundo regreso de Bolaños al Saprissa trae consigo una infinidad de cosas buenas que los morados y la selección nacional van a agradecer enormemente. Desde el punto de vista comercial y competitivo, Saprissa le dio un bombazo a la mesa con la mayoría de sus fichajes para el torneo que viene y hacerle frente al América en CONCACHAMPIONS. Repatrió a 4 ex morados (tres de ellos experimentados) como Barrantes, Robinson, Hernández y Bola más la inclusión de Luis Hernández, de muy buen torneo en Grecia el semestre anterior y, además, fichó a Johan Venegas que, literalmente, tenía todo listo para unirse a la Liga.

 

La llegada de Barrantes le da peso a la contención, que quedaba un poco floja luego de la salida de Leite, y la de Hernández para reforzar la banda izquierda, que fue uno de los puntos débiles del Saprissa el torneo anterior. Con la llegada de Bolaños y Venegas (más la posible incorporación de Ariel Rodríguez), Saprissa gana velocidad, peso, definición y armas para hacerle frente al torneo nacional y al torneo regional.

El verdadero efecto del tercer ciclo de Bolaños a Saprissa se va a notar conforme pasen los partidos y, desde la cancha, pueda dar instrucciones, consejos y demás para guiar a los jóvenes Loria, Chirino, Ramírez y el mismo Hernández para que entiendan la responsabilidad de usar una de las camisas más importantes de la región.

El regreso de Bolaños a Saprissa le coloca como favorito para poder ganar su estrella número 34, competirle de igual a igual a un América reforzado hasta los dientes y darle una alegría a todos los morados; como se la dará a los ticos si llega en un muy buen nivel a Rusia 2018.

Muchas veces se nos olvida que, de una forma u otra, de eso se trata la vida. De decisiones, de alegrías y, sobre todo, de volver. Bienvenido a tu

casa, Bola. ¡Te extrañamos!

 

JesseMedina F
@jeskomedina
 Saprissista enamorado, merengue como la gente de bien.
Colaborador de Meritocracia Blanca  (@MeritoRMCF).

 

Ingresar orCrear una cuenta