El Clásico de Europa: Historia de un Real Madrid-Bayern München

Son ya 41 años de una rivalidad denominada por algunos como el “Clásico de Europa”. Cada uno podría denominarse como la “bestia negra” del otro. Aunque es cierto que el mote surgió a favor del Bayern, quien constantemente fue un dolor de cabeza del Madrid en la antigua Copa de Europa y hoy ya denominada Champions League. Son ya 23 juegos los disputados entre ambos equipos. La balanza se inclina ligeramente a favor de los alemanes que han ganado 11 duelos por 10 de los españoles y solo han empatado en dos ocasiones.

Pero a últimas fechas la realidad es que Real Madrid mantiene un invicto de cuatro enfrentamientos ante el Bayern München, incluyendo la ida de estos cuartos de final, la semana pasada. En esos cuatro duelos los merengues le han marcado al Gigante de Baviera 9 goles por apenas 2 de los teutones.

Un 14 de abril de 1976 se disputaba la vuelta de las semifinales de la Copa de Europa de ese año. Año en el que por primera vez estos gigantes del fútbol mundial se median en torneos continentales. En ese partido los bávaros eliminaban al cuadro de Chamartín. ¿El marcador? 2-0 con doblete de Gerd Müller que sumado al 1-1 de la ida en el Bernabéu el 31 de marzo de ese año, dejaba en la orilla de la final al cuadro merengue.

Justamente en ese primer duelo del 31 de marzo en Madrid, que como ya dije, fue el primer choque de estos trenes en la historia de las competiciones europeas, se gestó además una de las tantas historias que envuelven a estos Gigantes. Ante unos 110 mil espectadores, el partido transcurrió con un arbitraje antilocalista, según pude leer en diferentes crónicas de la época. El encargado fue el austriaco Erich Linemayr. Los goles fueron obra de Roberto Martínez (Padre por cierto, de un gran amigo y colega argentino, del mismo nombre) que aprovechó la duda defensiva de tres jugadores del Bayern y tras tremenda carrera cruzó a Sepp Maier para adelantar a los de Chamartín. Los bávaros empatarían al 42’ por medio de Gerd Müller. Transcurría el partido y seguía la inconformidad de la afición con el árbitro Linemayr al no marcar un jalón sobre Santillana dentro del área del cuadro rojo.

Esto detonó la ira de Juan D.P., denominado el “Loco del Bernabéu” quien al finalizar el partido saltó al campo y propinó certero puñetazo al silbante austriaco, a pesar de Höness, quien intentó detenerle. Maier logró someterle antes de que continuara desquitando su ira sobre el nazareno. Pero previamente se cuenta que también agredió al “Torpedo” Müller. Juan fue localizado 25 años después por el periodista español Alfredo Relaño, hoy director del Diario “AS” en Madrid. En la entrevista publicada en AS, Juan cuenta que en esa época tenía 26 años y había asistido al encuentro con su mujer, embarazada de seis meses, su hermano mayor y su cuñada. Indignado por el agarrón a Santillana, le comentó a su señora que iría al baño, bajó, pasó a la grada baja y saltó al campo y agredir al árbitro austriaco.

Cuando los policías le retiraban, se logró escapar de ellos. Comentó totalmente arrepentido: “Hablo para decirles a todos los aficionados que eso que hice no se puede hacer bajo ningún concepto”. Su padre estuvo dos años sin hablarle. Su mujer quedó abochornada. Juan tardó dos años en volver a visitar el Bernabéu para presenciar un partido.

Dos años que fueron un calvario y envuelto en la culpa de lo que hizo. Un hecho que le provocó al Madrid una sanción de un año sin participar en competencias europeas. Castigo que el Madrid logró revertir a tres partidos de veto al Bernabéu, que al final quedó sólo en dos. Sin embargo, quince días después de ese partido y ese bochornoso episodio, en Múnich, el cuadro blanco se presentaba envuelto en una previa bastante complicada. Para el partido celebrado el 14 de abril, Real Madrid recuperó a Pirri y Paul Breitner, aunque tiene las bajas de Velázquez y Roberto Martínez (Quien en la ida se rompió la nariz en un choque con Sepp Maier).

Existe aprensión y un cierto desasosiego en la interna del equipo de la capital española. Además, la prensa se hace eco de que Miljan Miljanic, técnico del cuadro merengue está en negociaciones secretas con el Arsenal. Miljanic tiene varios jugadores en contra, también transciende. Todo este mal rollo al interior, provoca que esa noche, Bayern alcance su tercer final consecutiva de Copa de Europa, gracias al ya mencionado doblete de Gerd Müller. El Bayern lograría el tricampeonato europeo al vencer en la final al Saint-Etienne. El fútbol alemán lideraba en esa época. Alemania era campeona mundial y el Bayern dominaba Europa de norte a sur y de este a oeste con una generación donde brillaron Sepp Maier, Schwarzenbeck, Beckenbauer, Rummenigge, Uli Hoeness y Gerd Müller.

De ahí llegó una época bastante negra del Real Madrid ante equipos alemanes. Si no era el Bayern, era el Kaiserslautern o bien el Hamburgo de Kevin Keegan. Un 4-1 en 1987 a la renombrada Quinta del Buitre en el estadio Olímpico como escenario, fue testigo incluso del pisotón de Juanito Gómez a Lothar Matthaüs, un episodio más que forjó la rivalidad entre estos dos y que queda como historia para contar en otra ocasión.

La rivalidad entre estos dos bien podría estar cimentada por la locura de ambas regiones sedes de estos equipos, Baviera y Castilla, que vieron nacer al célebre Luis II de Baviera, el impulsor de los Castillos de Neuschwanstein, Linderhof y Herrenchiemsee.

Rey de Baviera entre 1864 y 1886, de quien se sabe por un diario que escribió, y que sugiere, luchó contra su homosexualidad. Murió con esquizofrenia declarada por su psiquiatra Gudden con quien se ahogó en el lago de Starnberg el 13 de junio de 1886. O a la no menos célebre Doña Juana de Castilla, llamada “La Loca” declarada en su momento también con esquizofrenia, quien dio a luz a uno de los emperadores más poderosos de la historia: Carlos I, quien reunió por primera vez en una misma persona las Coronas de Castilla y Aragón. Asimismo, fue emperador del Sacro Imperio Romano Germánico como Carlos V de 1520 a 1558. Tanto Luis II, como Juana de Castillas pasaron a la historia como locos… Locura que hoy se traslada al fútbol con esta rivalidad entre Real Madrid y Bayern München. Uno blanco, el otro rojo, donde entre ambos no hay termino medio. ¿Podrá el rojo quitarse el actual yugo de los blancos? Esa respuesta la averiguaremos este martes…

¡PURA VIDA!

 

Guillermo Rubio “Gumi”: Periodista Deportivo, ex TV Azteca, ex FOX Sports, Relaciones Institucionales Histeria FC, Co-Productor Lion  & Rich Films

Twitter e Instagram: @GuilleGumi

Ingresar orCrear una cuenta